EL DESTAPE

Se conoce como el destape a la corriente escénica que evolucionó en España, durante los últimos años de vida del dictador y los primeros que vinieron tras su muerte.
En un país reprimido de poder manifestarse libremente, el que de repente se comenzara a dar cierta permisividad originó que estallaran grandes estrellas del género, que deseosas de mostrar todos sus encantos, utilizaban su escultural belleza como un nuevo método de expresión.
Sin duda la reina del destape o al menos a la que se le atribuye el primer desnudo integral, fue Susana Estrada. Susana, en el año 1976 puso sobre el escenario su particular versión del éxito Gilda, de Rita Hayworth, sólo que Susana no recordaba muy viene cómo era la escena y en su espectáculo “Historias del Strip Tease” en vez de quitarse sexualmente el guante, se quedaba únicamente con él.
Pero si bien Susana fue la que cruzó por primera vez la línea del desnudo completo, bien es cierta que no fue la primera en realizar este tipo de espectáculos. Según he podido encontrar, poco antes de que el dictador falleciera Victoria Vera ya mostraba su desnudez a los madrileños en su espectáculo ¿Por qué corres Ulises? obra de Antonio Gala, en la que casualmente un imperdible le jugaba una mala pasada de manera fortuita en cada representación. También en los últimos meses de 1975 María José Goyanes lucía su figura en el espectáculo Equus, aunque esta como había venido haciendo muchos años atrás la Fornarina, no lucía un verdadero desnudo, pues usaba unas mallas de color carne para cubrir sus pudores. 
En lo que al cine se refiere, el primer desnudo lo protagonizó María José Cantudo, en la película "La trastienda" de José Grau, película que originó la famosa frase del “Felpudo de la Cantudo”.
En cuanto a las publicaciones impresas, la primera mujer que en aquellos tiempos tuvo el honor de ser retratada en situación de desnudez fue la bella actriz Nadiuska que con sus ojos de gata deslumbraba a propios y extraños. La fotografía salió en la revista Guadiana en la que la bella Roswicha Bertasha Smid Honczar (nombre real de Nadiuska), con un vaso de agua en la mano, dejaba a media España con la boca seca.
Pero el celuloide Español sólo estaba comenzando en sus primero pinitos, y aquello no quedó allí, de repente irrumpió la espectacular Bárbara Rey, que con sus atributos capaces de deslumbrar tanto al más alto, como al más campechano de los españoles, se atrevía a representar por primera vez el amor lésbico en el cine. Es célebre su amor filmado con Rocío Dúrcal en la película “Me siento extraña”, aunque como os decía no fue la primera vez en estas lides, ya que en la película “La muerte ronda a Mónica” pese a no tener un papel protagonista, ya que la protagonista era la citada Nadiuska, Bárbara interpretaba el papel de la homosexualidad femenina.
La televisión, que estas tendencias era mucho más mojigata, tuvo que esperar hasta 1977, en una entrevista de José María Íñigo a Libertad Leblanc, a la que un descuido, la fuerza de la gravedad o una conjunción de distintos “imprevistos” hacía que uno de sus pechos se escapara de su ropa.
Como podéis imaginar aquello fue un auténtico bombazo pues al no existir más que una cadena de televisión entonces, aquello entró como un bombazo en los hogares del país. 
En lo referente a los strip tease  a la televisión le costó mucho más y a la mínima que se intuía que algo podía pasar, se eliminaba el programa sin demasiados miramientos y los españoles se quedaban con cara de bobos esperando una emisión que nunca llegaba. No fue hasta 1985 cuando la actriz porno italiana Cicciolina, que más tarde intentó su ascenso como política, realizó el primer desnudo televisado, aunque dados los años que ya habían pasado podemos decir que aquello ya ni fue destape ni fue ná de ná.
Con esto terminamos nuestro repaso por esta etapa del destape. Sinceramente, con estos fríos, cogeros una rebequita que fuera refresca.


La actriz alemana Nadiuska (Fotografía fuente El Mundo)