ANTIGUA CASA BOTIN

Como muchos de vosotros sabréis el Restaurante Botín o Sobrinos de Botín, figura en el libro Guiness de los Records como el restaurante más antiguo del mundo, sin embargo yo siempre había pensado que su ubicación había sido desde siempre en la calle Cuchilleros nº 17.
Cuando encontré esta foto a inicio de agosto me chocó mucho y me decidí a realizar esta ventana en el tiempo e intentar averiguar algo al respecto.
Por lo que he podido averiguar ambos restaurantes debieron ser coetáneos y pertenecer a diferentes miembros de la familia Botín, lo cual explicaría que uno figure como Antigua Casa Botín y el otro como Sobrinos de Botín, pero lo que si parece claro es que ambos restaurantes figuran comentados por Benito Pérez Galdós en sus novelas. El de la actual Calle Cuchilleros referido en "Fortunata y Jacinta" como a una pastelería “Anoche cenó en la pastelería del Sobrino de Botín, en la calle de Cuchilleros...”
Y a este de la Plaza Herradores en "Misericordia" en donde se dice "...y como su amigo le dijera que comiendo fuera de casa se ahorraba la molestia de cocinar en la propia sin más ayuda que las chiquillas de la cordonera, manifestó la dama que, mientras no volviese Nina, no encendería lumbre, y que todo cuanto necesitase lo mandaría traer de casa de Botín. Por cierto que se le iba despertando el apetito de manjares buenos y bien condimentados... ¡Ya era tiempo, Señor! Tantos años de forzados ayunos, bien merecían que se cantara el ¡alleluya! de la resurrección. «Ea, Celedonia, ponte tu falda nueva, que vas a casa de Botín.Te apuntaré en un papelito lo que quiero, para que no te equivoques». Dicho y hecho. ¿Y qué menos había de pedir la señora, para hacer boca en aquel día fausto, que dos gallinas asadas, cuatro pescadillas fritas y un buen trozo de solomillo, con la ayuda de jamón en dulce, huevo hilado, y acompañamiento de una docena de bartolillos?... ¡Hala!"
Aunque en esta segunda no se cita la dirección, parece claro que por las diferentes menciones del nombre y los diferentes menús que da el autor en cada una de sus dos obras, podría referirse a dos puntos distintos, por lo que unido esto a lo que me han comentado en el propio restaurante y lo que he podido hablar con alguno de sus empleados más antiguos, me decanta por pensar en la dualidad de restaurante regentados por distintos miembros de la familia. Es difícil sacar en claro cual fue el primero, pero por el rótulo del restaurante y por lo que saco a deducir de lo que me han dicho en el propio restaurante (algo de recelo guardan al respecto) me decanto por pensar que fue este de la Calle Herradores el que comenzó a funcionar primero como parte de la familia Botín, y que el de la calle de Cuchilleros, aunque es el más antiguo de la ciudad, en un principio perteneció a otros dueños que no eran realmente parte de la familia.
Sea como fuere, quedémonos con la maravilla de platos que nos sirven hoy en día y con todas las delicias que llevan sirviendo a los madrileños de toda la vida.  

Fotografía antigua: Autor desconocido, posiblemente años 30 (fuente fotos antiguas de madrid)
Fotografía moderna: Sergio Moreno 2017