Calle Postas.

Hoy tenemos una ventana en el tiempo bastante chocante, pues aunque en ella prácticamente no haya cambiado nada, lo cierto es que lo que se vive en la calle hace que nos traslademos al sentimiento que debían tener los paseantes de la calles al vivir semejante cambio de situación, y es que no hay la más mínima duda que las ciudades no las hacen sus calles o sus edificios, las hacen sus habitantes y los sentimientos que sienten en sus vidas.
Fotografía antigua: Autor desconocido, si alguno lo conociera rogaría que me lo indicara (Fuente DVM) Seguramente 1936-37
Fotografía moderna: Sergio Moreno 2017