Vías monárquicas

Somos muchos, los que a menudo estamos buscando el significado o la historia de esta calle, o absorbiendo las muchas leyendas que las calles de Madrid nos guardan, y como uno es curioso por naturaleza, y para qué vamos a negarlo, un poco friki de todo lo que tenga que ver con Madrid, se me ocurrió un buen día verificar si todos los reyes de nuestra monarquía, estaban representados en alguna vía de la capital. Y como la curiosidad mató al gato, pues me puse manos a la obra a buscar calle a calle y monarquía a monarquía...
En primer lugar, como es lógico, tuve que comenzar la lista eliminando a Felipe VI y a Juan Carlos I puesto que al estar vivos, no competían en igualdad de oportunidades, ya que en Madrid los nombres de las calles están vetados para aquellas personas que aún están vivas, por lo que para el siguiente de la lista tenía que saltar hasta antes de la dictadura, con Alfonso XIII y Alfonso XII, quienes tienen una calle y una Avenida tan conocidas, que cualquiera los eliminaría de la lista de manera inmediata. Sin olvidarme del rey macarroni, Amadeo de Saboya a quien mantenemos su calle en el barrio de Moratalaz, me tocó dar el salto a Isabel II que aunque todos conocemos su plaza, como la Plaza de Ópera, no es menos cierto que su verdadero nombre es la Plaza de Isabel II.
Ya con su padre, a uno le surgen más dudas, y es que llegamos a un periodo de la historia donde por méritos propios se ganaron el que no quedara mención alguna de su pasado, pero lejos de lo que uno pensaría, Fernandito no sólo tiene una vía que lo recuerdan, sino que tiene dos. Por una parte está la Calle de Fernando VII que se encuentra por Arcentales, y pese a lo que a muchos pueda sorprender, también se encuentra la Plaza del Rey, que si bien es cierto que se le ha intentado quitar su mención al peor rey de nuestra historia, hasta el punto de poner el rostro de Felipe II al azulejo que indica el nombre de la plaza, como podeis ver en la fotografía de este artículo, lo verdaderamente cierto es que el nombre de la Plaza del Rey se creó en su origen para homenajear al hijo de Carlos IV.
Y damos el salto a Carlos IV y su padre Carlos III cuyas calles se encuentran en Arcentales para el primero y partiendo desde la plaza de Oriente para el segundo. Para seguir cronológicamente, Fernando VI tiene su famosa calle al lado de Alonso Martínez, y su predecesor Felipe V da nombre a la suya partiendo también desde la plaza de Oriente, que junto con la citada de Carlos III envuelven el maravilloso Teatro Real.
Llegamos a otro rey, por el que yo apostaba para que no tuviera calle, y es que lo más lógico era pensar que un rey como Luis I, que no llego a gobernar ni un año completo, era posible que no mereciera calle en la capital, pero lo cierto es que sí, que en el barrio de Vallecas tiene una calle que le nombra.
Carlos II, no sólo tiene calle, sino que también tiene travesía y aunque ambas están pegaditas entre San Blas y Las Rosas, a mi me parecen muchas calles para este rey.
Avanzamos hasta los tres Felipes, II, III y IV, con una Avenida para el primero por Goya, y dos calles para los predecesores: Al lado de la Plaza Mayor para el primero, y entre Neptuno y el Retiro para el segundo.
Y ahora llegamos a un caso que para mí, es cómico donde los haya, pues llegamos a Carlos I de España, y por ese carácter que tenemos los españoles, que a veces no hay por donde cogernos, pues no tenemos ninguna calle con este nombre, pero como somos más chulos que un ocho, pues en vez de Carlos I de España, le damos el nombre de Emperador Carlos V a la Glorieta de Atocha, y ¿para qué vamos a honrar a uno de nuestros más importantes monarcas con su título nacional, si le podemos recordar con su título germano? ¡¡¡Qué hu... tenemos!!!! pero bueno corramos un tupido velo.
Ya se nos va acabando la lista y llegamos al primero de los Austrias, Felipe I de Castilla, que con con su apodo Felipe "El hermoso" tiene su calle en el barrio de Chamberí para honrar el reinado más corto de nuestra historia. Y por lógica seguimos con su mujer, Juana "la loca", pero que para su calle, que se encuentra cerca de Josefa Valcarcel, al menos le hemos dejado su nombre con todos los honores Doña Juana I de Castilla.
Ya llegamos al final de la lista con los Reyes Católicos, que no sólo tienen su avenida como pareja, llegando a la Plaza de Cristo Rey, sino que él conserva su calle a título propio en Moncloa y ella la suya, que va de la Plaza de Santo Domingo a la Gran Vía.
Como ya os voy conociendo, y sé que no se os escapa ni media, ya imagino que os habréis dado cuenta, que deliberadamente me he saltado uno de nuestro reyes, que no es otro que José Bonaparte o Pepe botella como es más conocido. Y que pensáis, ¿tendrán también su vía en la capital?
Pues bien, sí y no. Es cierto que no existe, o al menos yo no he encontrado una calle, avenida o plaza en todo Madrid que esté dedicada a José Bonaparte, que si bien es cierto que fue un rey impuesto a la fuerza, también lo es, que su labor como rey merecería tal honor, mucho más que la mayoría de sus compañeros de lista, pero como somos como somos, y no es plan de empezar a cambiar a estas alturas, pues no, no he encontrado ninguna placa con el nombre del cultísimo de Pepe. Pero como a uno le gusta comprobar las cosas en más de una ocasión, cuando ya estaba a punto de darme por vencido, recordé que existe un tunel subterráneo, hoy cerrado al público aunque sé que existe algún proyecto para abrirlo, que comunica el Palacio Real con el Paseo de Virgen del Puerto y que recibe el nombre de Tunel de Bonaparte, por lo que si a dicho túnel lo consideramos una vía, aunque esté cerrado y sea subterráneo tampoco es tanta locura, conseguimos cerrar el círculo y podemos decir que todos los reyes de nuestra historia, al menos desde que España se considera como tal, tienen su representación en alguna vía de nuestra capital.

Espero no haberos aburrido demasiado con tanto viaje por el callejero y que al menos os haya descubierto algún secreto sobre las calles de Madrid, en esta alocada lista de calles y reyes. No sé me apetecía haceros algo original 

Azulejo de la Plaza del Rey (Foto propia)