Calle Segovia Esquina Juan Duque



Fotografía antigua: Vidal. 5 de noviembre de 1936.
Fotografía moderna: Sergio Moreno. 19 de diciembre de 2015.

Pasillo Verde


Paseo Doctor Vallejo Nágera a la altura del número 48. En la imagen se ve los restos del túnel de la antigua vía del tren que atravesaba lo que hoy en día es el Pasillo Verde.  
Fotografía antigua: 1992 Autor desconocido. Si alguien lo conoce le rogaría que me lo indicara.
Fotografía moderna: Sergio Moreno 19 de diciembre 2015.

Glorieta de las Piramides

Fotografía antigua: Santos Yubero 1936.
Fotografía moderna: Sergio Moreno. 19 de diciembre de 2015.

Fuencarral con Gran Vía.


Fotografía antigua 1936. Autor desconocido. Si alguno conoce su autor agradecería que me lo indicara.
Fotografía moderna. 2015. Sergio Moreno.

Circulo de Bellas Artes


Fotografía Antigua: Posiblemente 1927. Antonio Passaporte Archivo Loty (Fuente @Madtourmisterio)
Fotografía moderna: 2015 Sergio Moreno.

CALLE DEL LAZO.

Esta pequeña callecilla situada cerca de la plaza de Isabel II, entre las calles del Espejo (de la que ya hablamos en otro post) y la calle de la Unión, tiene bastante poco encanto para el paseante, debido a lo corta que es y a lo austero de su recorrido. Sin embargo, son dos las leyendas que nos traen el significado de su nombre y por ello vamos a repasarlas. No sabemos muy bien cuál es la correcta, pero bueno, como ocurre con muchas historias de Madrid, a veces es más divertido imaginar sus ficciones, que encontrar sus realidades. Vamos allá.
La primera de ellas, nos lleva hasta los tiempos de Alfonso X. Al parecer, en la calle del Espejo residía una joven que respondía al nombre de María Dolanda, la joven era cortejada por el Rey, que preso de su amor le regaló un lazo para que ella lo llevara en sus encuentros (no sabemos si es verdad, pero roñosillo el rey si que parece). Al poco tiempo el Rey detectó que María ya no sólo llevaba su lazo, sino que se mostraba poco dispuesta a sus galanteos. Preso de celos la mandó seguir, descubriendo que la chiquilla se veía con otro pretendiente que no sólo le había arrancado su corazón, sino que burlón, se permitía el lujo de llevar su lazo prendido en sus ropajes. Dado que los reyes de entonces no eran dados a perdonar tales desaires, el monarca se enfadó sobremanera, y aunque Dios nos libre de acusar al monarca de aquello, el caso es que el chaval apareció acuchillado a la salida de su casa sin más enfrentamientos conocidos. La chiquilla, con más miedo que vergüenza, salió escopetada de Madrid dejando el lazo prendido en esta calle de al lado de su casa, que desde entonces lleva tal nombre, y de ahí el nombre de la calle según esta primera leyenda.
La segunda, tiene como protagonista a un enorme lagarto que residía en el arroyo del Arenal y que al parecer, tenía atemorizados a los vecinos. Por lo que se cuenta, un intrépido vecino se decidió a dar captura al reptil y persiguiéndolo, por fin logró darle captura en esta calle, lanzandole un lazo a través del cuello para capturarle.
Personalmente, esta segunda leyenda parece un poco improbable, no tanto por lo increíble de que hubiera un lagarto de semejante tamaño en Madrid, sino por lo complicado que si esté fuera de tal tamaño, tuvieran que perseguirlo durante un recorrido tan grande para un reptil de semejante tamaño.
Y estas son las dos leyendas que se cuentan sobre el origen del nombre de esta calle, espero que sean o no ciertas, al menos os hayan permitido pasar un buen rato recordándolas. Nunca está mal conocer cuáles son las leyendas que encierran nuestras calles.







Tráfico calle Alcalá

Hoy os dejo esta imagen animada de la Calle Alcalá, parece que el tráfico no ha cambiado demasiado con el paso de los tiempos. 

Fotografía Antigua. Entre 1965 y 1970. Autor desconocido, si alguno conociera su autor rogaría que me lo indicara.
Fotografía Moderna. 2015 Sergio Moreno.

EL CAFÉ POMBO

El Café y Botilleria de Pombo,  situado en la calle Carretas nº 4 era un local de muy baja reputación que tenía la gran fortuna de encontrarse a pocos metros de la puerta del Sol. 
Si su ubicación hubiera sido otra, seguramente hubiera caído en el olvido, pero por fortuna para él, este magnifico emplazamiento le hizo tener el privilegio de que Don Ramón Gómez de la Serna preparara allí en 1912 su tertulia de los sábados. 
Esto relanzó el local, que ahora podía presumir de recibir a los más laureado y literato del Madrid de entonces. Allí entre cafés, desayunos y leches merengadas, les alcanzaba la madrugada debatiendo sobre cualquier tema de novedad o de literatura clásica. Las tertulias, con mayor o menor periodicidad, consiguieron superar la guerra celebrándose en el mítico café Pombo, pero al acabarse esta, seguramente por el enrarecido ambiente que gobernaba Madrid en aquél tiempo, dejaron de celebrarse en 1937, y teniendo su dueño que echar el cierre 5 años después.
Sirva esta primera ventana en el tiempo animada, como homenaje al Café y a todo lo que allí se comentó, bendita grabadora si hubiera existido para poder escucharlo ahora.
Espero que os guste. 


Fotografías Antigua: Años 20, Autor desconocido. Si alguien lo conociera le rogaría que me lo indicara.
Fotografía moderna: Diciembre de 2015. Sergio Moreno.



PLAZA DE LA CEBADA.

Para los actuales visitantes de esta zona, hoy invadida por la gente joven que acude a tomar algo con sus amigos y conocidos, les sería totalmente imposible imaginar que en un tiempo, allí mismo estaba la cabecera del tranvía.
Allí, entre el mercado y la Cava Baja, en esa calle que prácticamente no ha recibido cambios en estos años, pero que al verla así, con esos tranvías delante, parece otra calle por completo.
Bueno, os dejo con esta ventana en el tiempo, no sabemos cuantos años han pasado entre ambas fotografías, pero está claro que el tiempo pasa para todos.

Fotografía Antigua: Santos Yubero (Año desconocido) Si alguien conoce la fecha agradecería que me lo indicara. Fuente Historias Matritenses.
Fotografía Moderna: Sergio Moreno. Diciembre 2015.

FRASES Y REFRANES DE MADRID (parte 10)

Continuamos con otra entrega de nuestra recopilación de frases madrileñas. Como siempre al final os añadiré el enlace a las anteriores por si alguno no las pudo ver en su día.

Ves menos que Pepe Leches. Son variadas las vertientes que he encontrado sobre el origen de esta expresión, pero la más documentada y que además de parecerme la más divertida, es la que se ambienta en Madrid. Esta es la del guardia José Fernandez Albusac, natural de Leganés y el cuál tenía dos defectos, el primero que era bastante amigo de resolver los conflictos por la fuerza, y el segundo que el bueno de Don José era bastante corto de vista. 
Esto ocasionaba que constantemente se le viera soltando mamporros a diestro y siniestro, sin importarle demasiado si el destino de sus golpes era el verdadero culpable u otra persona que pasaba por allí. Como es lógico esto le valió el mote de Pepe Leches, y así quedó el buen hombre inmortalizado hasta nuestros días.
Quién tiene un tío en Alcalá, ni tiene tío, ni tiene ná. Es bastante improbable encontrar un castizo que no haya escuchado alguna vez esta expresión, sin embargo, casi nadie sabe que el origen de esta frase, viene de la obra de Carlos Arniches “El tío de Alcalá”, este juguete cómico lírico, como el propio Carlos Arniches se dignó a nombrar a su obra, trata de una dama que responde al nombre de Loreto; la buena de Loreto tenía un pretendiente que la rondaba por su casa llamado Enrique. Para protegerse de las intenciones del chico, Loreto colocaba un sombrero y bastón a la entrada de la casa y rechazaba al pretendiente diciéndole que había venido a visitarla su tío desde Alcalá de Henares, por lo que no podía quedarse.
El chico finalmente descubrió el truco y Loreto se quedó sin excusa, por lo que desde ese día, quién tiene un tío en Alcalá, ni tiene tío, ni tiene ná.
Estar entre Pinto y Valdemoro. Sin ninguna duda es la frase más célebre de estos dos pueblos a las afueras de Madrid. Por lo que he podido encontrar, son cuatro las versiones que se comentan como origen de esta expresión, por lo que os cuento las cuatro y vosotros decidir con cuál os quedáis.
Las dos primeras, tienen como protagonistas a los reyes por lo que empecemos por ellas. La primera nos cuenta que hubo un Rey (sin especificar cuál) que quería ser honrado por ambas comarcas, como el Rey no quería disputas decidió recibir a ambos en el punto medio de ambos pueblos para así no herir sensibilidades.
La segunda, también cuenta que un Rey (tampoco sin especificar) solía acudir al punto intermedio de ambas comarcas, pero en este caso el homenaje se lo daba él, pues en ese lugar existía un prostíbulo. Su corte con la intención de ser discretos, cuando eran preguntados por donde estaba el Rey, contestaban "Está entre Pinto y Valdemoro", y con ello salían indemnes de la situación comprometida.
La tercer cuenta la de un borracho que se encontraba sobre un arroyo que existía entre ambos pueblos (yo no he sido capaz de encontrar arroyo alguno en la zona), el caso es que saltaba de un lado a otro diciendo del arroyo “Ahora estoy en Pinto”, “Ahora en Valdemoro”, el borracho cayó al arroyo y sentenció “Ahora estoy entre Pinto y Valdemoro”.
Y por último la que para mí es la más lógica junto con la del Rey putero, que cuenta, que al parecer el Vino de Valdemoro tenía mucha fama en la región, mientras que el de Pinto dejaba bastante que desear. Los taberneros para opinar sobre un vino de calidad media argumentaban que este estaba entre Pinto y Valdemoro y de este modo todos entendían qué quería decir.


Bueno, pues hasta aquí, esta décima entrega de las frases y refranes madrileños, seguiré buscando a ver que encontramos para la próxima.



ALSINA (Calle Bordadores)

Esta es la segunda vez que una ventana en el tiempo se desplaza a la calle Bordadores, pero en esta ocasión vamos a ir a uno se esos locales que llevan toda la vida manteniendo la tradición de su negocio en nuestra ciudad. Se trata de la caso de artículos religiosos que José Alsina fundo allá por 1886 en este mismo local, que más tarde fue ampliado por su hijo.
Desconozco el año exacto de la fotografía, pero a buen seguro que unos cuantos años han pasado entre ellas.


Fotografía antigua: Fuente web ALSINA Año desconocido.
Fotografía Moderna: Sergio Moreno Diciembre 2015.