EL FÉNIX

Si existe una figura que sin ninguna duda ha elevado a Madrid hasta el cielo, es la señorial y elegante figura del Fénix. En Madrid existen varios célebres edificios coronados con estas impresionantes estatuas aproximadamente de unos cinco metros de punta a punta sobre las que un joven viaja sentado alegremente sobre una de sus alas. Servía para identificar los inmuebles que eran propiedad de la compañía de seguros La Unión y el Fénix Español.
Dicha compañía ya desaparecida, se fundó en Madrid por dos hermanos Franceses Isaac y Émile Pereire, en un principio la compañía se llamaba solamente El Fénix Español hasta que en 1879 se fusiono con La Unión que era otra compañía del mismo sector, logrando una gran expansión por toda España e incluso alguna ciudad europea.
Aunque en un principio dentro de la compañía existían miembros que eran reacios a utilizar el Fénix como imagen de compañía  al entender que era bastante retro y no encajaba en los aires de modernidad que la nueva Gran Vía estaba iniciando (Acababan de adquirir el edificio Metropoli como sede de la empresa), finalmente se decidió que la leyenda del ave renaciendo de sus propias cenizas era la mejor alegoría que aquella empresa podía tener, por lo que en 1911 se encargó a Carles René de Saint-Marceaux el proyecto de creación de la escultura que se izaría en la sede central de la compañía en la Calle Alcalá 39.
Como decíamos, en plena reforma de la Gran vía en 1910 la compañía se hace con el inmueble del edificio Metropoli, en la que la compañía decidió instalar el primero de sus Fénix alados en la cúpula de tan maravilloso edificio, iniciando con ello la leyenda de esta figura en el cielo de Madrid.
A partir de los años 30 se inició la gran expansión de la compañía por toda España y los Fénix comenzaron a  coronar sus edificios hasta que en 1994 tras varias fusiones y diversos problemas con su Director Ejecutivo Mario Conde, que también era Presidente de Banesto, la comisión europea permitió la adquisición de esta por la compañía Francesa AGF, dejando el Fénix de resurgir de sus propias cenizas para siempre.
A día de hoy aunque la empresa no exista aún podemos disfrutar de varios de ellos que han llegado hasta nuestro tiempo. Por si alguno quiere hacerse una ruta por los Fénix existentes os doy una lista con los que conozco y sus direcciones:
- Edificio Madrid Paris en la Calle Gran Vía 32.
- Antiguo edificio Unión y el Fénix en la Calle Gran Vía 68.
- Ministerio de Hacienda en Avd. Llano Castellanos 17
- Hotel Gran Melia Fénix Paseo Castellana nº 2
- Hotel Petit Palace en la Calle Virgen de los Peligros nº 2
- Edificio Mutua Madrileña en el Paseo de la Castellana nº 33 hay uno en la cúpula y en sus jardines se encuentra la que estaba en la cúpula del edificio Metropoli que en 1972 cuando el edificio fue adquirido por otra empresa de la competencia, decidieron ponerlo en los jardines de su nueva sede.

También os dejo estas fotografías de Carmelo Jordá por cortesía del archivo fotográfico de Libertad Digital

Frente a las cuadrigas de Alcalá se eleva uno de los edificios más peculiares de Madrid, el de Virgen de los Peligros número 2, que en su punto más alto tiene también una estatua que respresenta una estilizada ave fénix| C.Jordá

Según algunos, el edificio fue construido para ser una de las sedes de la compañía La Unión y el Fénix, otros apuntan que iba a ser una clínica de la aseguradora. En cualquier caso, para dejar clara la propiedad en su punto más alto se colocó una imagen de un ave fénix obra del escultor Vicente Camps Brú | C.Jordá

Cerca de la estatua de Colón,  encontramos a otro de los protagonistas de esta galería | C.Jordá

Las estatuas del Ave Fénix con un jinete se pueden encontrar en al menos cuatro grandes edificios de Madrid, dos de ellos en el Paseo de la Castellana: el Hotel Meliá Fénix, a la derecha en la imagen, y el edificio que también fue sede de la compañía y que hoy lo es de Mutua Madrileña, que es el que se ve a la izquierda, más lejos | C.Jordá

La escultura-logo original que sólo representaba a un ave fue sustituida en 1911 por una con un hombre sentado en el ala derecha del pájaro mitológico y que se usó por primera vez en la sede central de la compañía, en el actual edificio Metrópolis. A principio de los años 70 la sede de la firma se traslada a la Castellana, a un nuevo edificio en cuyo techo también se coloca la figura | C.Jordá

Sin embargo, cuando La Unión y el Fénix se trasladó a Castellana la estatua que coronaba la anterior sede no se colocó en la terraza del nuevo edificio, sino en los jardines. Allí se la puede encontrar todavía actualmente | C.Jordá

La Unión y el Fénix mantuvo una política de fuertes inversiones inmobiliarias comprando edificios representativos en muchas grandes ciudades de España. En Madrid contó con varios, tres de ellos en la Gran Vía: el de su inicio -actual edificio Metrópolis-, el que está en el número 32 y, ya cerca de la Plaza de España, el del número 68 de la calle, cuya cúpula y estatua podemos ver en una imagen tomada desde la terraza del Hotel Emperador | C.Jordá

Esta política de fuertes inversiones inmobiliarias se extendió, después de la Guerra Civil, al mundo de los hoteles, con la creación del Hotel Fénix -actualmente Gran Meliá Fénix- en 1953, como en todos los edificios de la compañía en su techo se coloca una figura basada en la original, aunque en este caso el brazo que se levanta tiene una posición algo distinta, probrablemente hija de la época | C.Jordá

Muchos años más tarde de su creación se aventuró otro significado para la escultura: que representante el rapto de Ganímedes, una historia de la mitología griega: Zeus mandó a un águila que lo raptase para convertirlo en su amante y copero en el Olimpo. En la imagen la estatua que se puede ver en la sede de Prisa en el número 32 de la Gran Vía. La fotografía se ha tomado desde una de las habitaciones del Hotel Regente| C.Jordá