Esta foto creo que es el mejor recuerdo de lo que nunca tiene que volver a ocurrir. Quizá no sea lo mejor para una sobremesa de domingo, pero nunca deben olvidarse estas imágenes.
Recogiendo grano en La Gran Vía el 4 de noviembre de 1936. (Luís Ramón Marín).