La última organillera.

Madrid no sería lo mismo sin sus verbenas, sin sus chotis y sin sus barquilleros, pero si hay un personaje que lleva toda nuestra vida recordándonos esta parte de nuestra historia, no es otra que Doña Salvadora, que aunque es natural de Albacete, por desgracia ha llegado a nuestros días como la última organillera.
Ella con sus estampas y fotos unidas al organillo que heredó de su padre y el cuál también era organillero profesional, mantiene la tradición de girar la manivela con la cadencia justa para que nuestras melodías más propias lleguen a nuestros oídos como toda la vida. 
Yo personalmente no la veo desde el pasado 2014, cuando ella misma me contó que el oficio parecía que moriría con ella y como ya tenía que ser ella misma la que arreglara con sus instrumentos con sus propias manos al no existir ya nadie que conociera su amado instrumento como ella misma. 
Desde aquí le dedicamos este pequeño aunque más que merecido homenaje esperando que se encuentre lo mejor posible.

Siéntete libre para comentar, compartir e indicar tu parecer.






Todas las fotografías han sido realizadas por Juan Yanes. 
https://jyanes.wordpress.com/category/la-musica-los-musicos/