MALASAÑA

Alguno estará pensando que voy a daros hoy una lista de bares a los que ir o sitios en los que rescatar la famosa Movida madrileña que durante los ochenta se gestó en este Barrio,pero arriesgándome a su decepción, hoy no voy a hablaros del barrio, sino de la heroína que hoy da nombre a la calle, y popularmente a todo el barrio que oficialmente es el Barrio de Maravillas pero que todos los madrileños conocemos por el Barrio de Malasaña.
Manuela Malasange Oñoro nació en Madrid el 10 de Marzo de 1791, su padre Jean Malasange era de procedencia  francesa y su Madre Marcela Oñoro era una dedicada ama de casa madrileña que realizaba trabajos puntuales como costurera, oficio que su hija heredó y el cual desempeñaba en un taller próximo a su calle. El apellido de su padre fue españolizado ya que sonaba demasiado afrancesado como para vivir en un Madrid que no tenía demasiadas simpatías con el país vecino, aunque hay quienes mantienen que este lo españolizaron mucho antes cuando aún no había ninguna revuelta con Francia y sus franceses.
Existen dos versiones sobre lo que ocurrió aquel día en que Manuela y su familia pasaron a la posteridad en la memoria popular.
En la primera de las hipótesis, la mañana del 2 de mayo de 1808, cuando Manuela sólo contaba con 15 años, la joven desde el balcón de su calle un cuarto piso del número 18 de la Calle de San Andrés, ayudó a defender el Parque de Infantería de Monteleón. Su padre disparaba desde el balcón y su madre y ella lo abastecían de municiones para que no cejara en su defensa ni un segundo. Un disparo alcanzó de muerte a la joven dejándola tendida a los pies de su padre quién continuó disparando las armas que le proveía su mujer con el cadáver de su hija tendido a sus pies, hasta que éste y su madre también cayeron abatidos.
En la segunda de las hipótesis, y que es la que yo siempre había conocido, Manuela se encontraba trabajando en su taller de costura cuando se iniciaron los levantamientos,  la dueña las negó la salida hasta que se hubieran terminado los enfrentamientos. Ya de regreso a su  casa Manuela fue abordada por  unos soldados franceses que intentaron aprovecharse de la muchacha, la joven sacó las tijeras propias de su oficio,  que llevaba en su falda e intentó defenderse con ellas, no llegó a hacerles nada, pero dado que portar armas estaba totalmente prohibido, los soldados la ejecutaron allí mismo sin el menor miramiento por la muchacha.
Es difícil saber cuál de las dos versiones es la real, puesto que los datos no son del todo esclarecedores, pero lo que sí ha quedado es que Manuela fue registrada como el cuerpo número 74 de las muertes de aquella jornada. Fue enterrada en la iglesia de la Buena Dicha en la calle Silva que por aquél entonces era un hospital, donde también fue enterrada Clara del Rey, otra heroína de aquella jornada que sin embargo no ha pasado a la posteridad con el mismo renombre que Manuela Malasaña.
Hay una curiosidad sobre el Barrio de Malasaña que mucha gente desconoce, y es la de que la primera fábrica de nuestra cerveza Mahou, la más castiza, estaba en la Calle Amaniel de este Barrio, aunque todavía no se la conocía como Cervezas Mahou sino que se llamaba Hijos de Casimiro Mahou, fábrica de hielo y cerveza. Y Bueno, hasta aquí nuestro recorrido hoy por la imagen de esta pobre niña que de fuera cuál fuese el modo en que murió ya se ha ganado un trocito de nuestros corazones,

Siéntete libre para comentar, compartir e indicar tu parecer.

Manuela Malasaña (Fuente Edicioneslibreria)

Malasaña y su hija batiéndose contra los franceses (De Eugenio Álvarez Dumont)

  Camión de Hijos de Casimiro Mahou, fábrica de hielo y cerveza  (Fuente Madrid en Blanco y Negro)

Gran Parte del movimiento conocido como "La Movida madrileña" se gestó en el Barrio de Malasaña (Fuente sdelbiombo)