RECUERDO QUE MADRID.

Hoy queridos amantes de esta preciosa ciudad, os traigo una iniciativa que ha surgido en el grupo Madrid en Blanco y negro de Facebook.
Se trata de una página web donde podemos subir las fotos de nuestros antepasados y compartirlas con el resto de usuarios (queda a elección de cada uno, registrase y compartirlas públicamente o elegir el ser discretos y dejarlas únicamente para tu recuerdo). Como ellos mismos se definen se trata de un archivo digital de nuestra memoria. 
De este modo tendréis todas vuestras fotos familiares almacenadas y seguras en una página sin miedo a que terminen perdiéndose por cualquier accidente.
Me parece una novedosa y bien pensada iniciativa, en al que con la colaboración de todos los usuarios registrados seguro que se crea un maravilloso álbum de fotos de nuestra ciudad por mediación de nuestros antepasados.
Para que podáis iniciaros, os dejo este enlace en el que podéis leer sus normas para poder empezar a ver sus fotos y a compartir las vuestras. Feliz repaso por vuestros recuerdos.


Para más información visitar la página o escribirles a madrid@recuerdoque.com




CIBELES


Fotografía antigua: Charles Clifford 1853. Fuente Biblioteca Nacional de España.
Fotografía Moderna: Sergio Moreno 2016

CALLE DE LAS BOTONERAS

Esta pequeña callecilla de tránsito peatonal, debe su nombre como muchas de las calle adyacentes a la Plaza Mayor, al gremio de trabajadoras que allí se establecía.
Las botoneras tenían una fama bastante contradictoria dentro de la villa, pues si bien es cierto que el propio gremio las exigía ser decentes, honradas y reputadas, debido a la tipología de clientela que acudía a realizar sus botonaduras, que en lo general eran nobles, pajes o militares y a la tipología de materiales nobles que se utilizaban, que obviamente nadie quería dejar en manos de mujeres de poco prestigio y reputación, bien es cierto que también tenían fama de todo lo contrario; numerosos rumores de lenguas vivaraces y escotes provocativos, las hicieron ganarse una fama de díscolas y libertinas, que vaya uno a saber a día de hoy, si se trataban de verdaderos hechos o  de simples habladurías de las muchas y habituales que corrían por la villa y corte.
Lo que sí que parece que fue real, es un incidente que las llevó a tener que ejercer su empleo en la clandestinidad más absoluta.
Este no es otro que el famoso incidente que se montó en la Plaza Mayor, cuando el rey Felipe IV salió al balcón de la mano de su segunda esposa Isabel de Borbón. Al tiempo en otro balcón se asomaba Doña María Inés Calderón, conocida por todos como “La Calderona” o la “Marizápalos”, una famosa actriz, amante ya de largo del rey y a la que la propia reina, movida por los celos, dimes y diretes, había prohibido a su marido que se presentara en su presencia.
La reina, que como la inmensa mayoría de la reinas, vaya uno a saber por qué, llevaba mal lo de la cornamenta decide averiguar quién ha ayudado a la infiel amante a acceder a un balcón en la Plaza Mayor, privilegio que como podéis imaginar no estaba a la altura de cualquiera, y no se le ocurre otra idea que pensar que si alguien sabe algo, deben de ser las botoneras, pues en su presencia era complicado que no se hubiera comentado algún hilo del que poder tirar para averiguar qué ha ocurrido.
La reina no solo consigue su hilo, sino que le dan la madeja entera con pelos y señales, y se entera que ha sido su marido el que incapaz de imponer a su amante los deseos de su mujer, de manera soterrada ha intercedido para proporcionarle ese balcón como si la actriz lo hubiera conseguido por sus medios.
El chocho que le monta la reina es de “aquí no te menees” y el rey cabreado más con las chivatas, que con cualquiera otro de los intervinientes, decide retirar las licencias de trabajo a todas ellas, relegándolas a ejercer el oficio de su gremio en la más absoluta de las clandestinidades, para no morirse de hambre por los malos destinos de una lengua desmedida.
Finalmente, el tema no pasó a mayores y una vez se hubieron enfriado los ánimos, la propia reina intercedió por ellas para que les fuera concedido de nuevo el permiso, pero supongo que para las botoneras sería un ejemplo que tardarían mucho, mucho en olvidar.

Hoy en día este gremio está relegado prácticamente al recuerdo, en un Madrid en el que es casi imposible encontrar a sus descendientes las mercerías, como para poder encontrar alguna botonera artesanal.



CORTYLANDIA (RESUMEN FOTOGRAFICO)

Si existe una cita que los madrileños no podemos dejar de criticar, pero no somos capaces de dejar pasar, año tras año, es sin duda la de ver el escenario preparado, por el Corte Ingles, en su fachada de Maestro Victoria, y que para muchos es síntoma de que ya comienza la navidad. 
Esta costumbre lleva repitiéndose desde 1979, en la que hicieron un escenario en el que un tren simplemente se movía adelante y atrás. Particularmente hubo uno que fue el mejor sin duda, que fue el de 1985 con un Gulliver de más de 18 metros que se movía y que a un servidor se le quedó marcado en la memoria.
Sin duda este año volveremos a visitarlo para un año más volver a protestar con el típico…”ya no es lo que eran” 


Repasemos sus escenarios, ya sea en fotografía o por sus maquetas, a ver si ya no son lo que eran o es nuestra memoria la que nos hace engrandecer los de nuestra niñez. De una u otra manera seguro que algún recuerdo te despierta.

Siéntete libre para comentar, compartir e indicar tu parecer.

1979 LA ESTACIÓN.


1980 LOS CUENTOS


Maqueta de 1981


Maqueta de 1982


Maqueta de 1983


Maqueta 1984


Maqueta de 1985


Imagen del Gulliver de 1985


Maqueta de 1986


Maqueta de 1987


Detalle de 1987


Maqueta de 1988


Maqueta de 1989


Detalle del Quijote de 1989


Maqueta de 1990


Maqueta de 1991


Maqueta de 1992


1993 ALADINO


1994 EL BOSQUE


1995 EL GRAN CIRCO 


1996 TROYA


Maqueta de 1997


Maqueta de 1998


Maqueta 1999


Maqueta 2000


Maqueta 2001


2002 EL TIEMPO.


Maqueta 2003


2004 RATIPOLIS


2005 EL FONDO DEL MAR


2006 EL ZOO


 2007 NAVIDAD EN LA CIUDAD.

2008 EL PAIS DE LAS HADAS


2009 EL MUNDO DEL JUGUETE


 2010 NAVIDADES DEL MUNDO


2011 EL CIRCO DE PITIFLÚ


2012 EL JARDÍN MÁGICO


2013 LA FAMILIA DE OSOS


2014 LOS PINGÜINOS

 2015 EL TREN DE NAVIDAD.

2016 COSER Y CANTAR.


MAQUETAS DE CORTYLANDIA 
Fuente de  http://tarantuladeafrica.blogspot.com.es/

LA ESTATUA DE LOS CUATRO GENIOS.

En medio de la plaza de Oriente, frente al maravilloso Palacio Real, se encuentra una de las estatuas más maravillosas que se puedan encontrar en Madrid. Se trata de la escultura ecuestre de Felipe IV
Lo que hace esta estatua tan increíble no es tanto su belleza y majestuosidad, que posee a raudales. Lo que lo hace tan especial es su complejidad técnica para la época en que fue realizada 1640, ya que se trata de la primera escultura de un caballo que descansa únicamente sobre sus cuartos traseros.
Hasta entonces nadie había conseguido lograr tal hazaña dado que el peso del bronce hacía imposible el lograr el equilibrio necesario y o bien se quebraban las patas, o bien la escultura terminaba en el suelo.
Esta escultura es obra de Pietro Tacca quién la elaboró a raíz de dos diseños del propio Velázquez y quién comenzó el diseño en la postura de “al paso”, como se solía hacer en la época con el caballo apoyado por tres de sus patas, pero tuvo el bueno de Pietro la suerte de contar con un asesor un tanto especial, quién encontró la manera de conseguirlo. Dicho asesor no fue otro que el propio Galileo Galilei, quién tras distintos estudios se le ocurrió la idea de realizar la escultora en dos partes. Primero la partes trasera del caballo la cuál es totalmente maciza y después la parte delantera, la cual es hueca y permite balancear el peso global de la escultura. Después interiormente unió el pecho del caballo con una barra de hierro que se dividía en tres uniéndose a las patas traseras del animal y a su cola la cual si nos fijamos también se apoya sobre el suelo dándole un contrapeso adicional por detrás de la escultura.
Por último el busto del Rey fue realizado en barro por Juan Martínez Montañés, cuya participación unida a la de los otros tres artistas han logrado que esta obra de arte haya llegado a nuestros días como la Escultura de los cuatro genios.
La estatua no fue inaugurada oficialmente hasta el 17 de noviembre de 1843, un año antes de que la plaza de Oriente tuviera decidido su actual diseño.

A los que desconocierais su secreto seguro que la próxima vez que paseéis por allí la miráis con otros ojos.

Siéntete libre para comentar, compartir e indicar tu parecer.

Estatua de Felipe IV
(fuente Teringa.net)

Cuadro de Velazquez que sirvió de Diseño
Museo del Prado

 Detalle Frontal

Retrato del Juan Martínez Montañés esculpiendo la cabeza del Rey 
Museo del Prado

Escultura vista posteriormente, se aprecia la importancia de la cola en su equilibrio.



FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 16)

Que no te la den con Queso Cuando le decimos a alguna persona esta expresión queremos indicarle que tenga cuidado no vaya a ser engañado y realmente la expresión no podía ser más afortunado ya que su origen es literal. Durante un tiempo era común que las tabernas tuvieran vinos de distintas calidades, los cuales se solían servir dependiendo de la confianza con el cliente o de lo educado de su paladar, los taberneros que de tontos no han tenido nunca ni un pelo, solían acompañar los vinos peores de un trozo de queso de sabor fuerte, para que las papilas gustativas quedaran adormecidas por el efecto del queso y así el vino pareciera de mejor calidad de lo que realmente era.
Esto es la Caraba Antiguamente se utilizaba esta expresión para indicar que algo era increíble o que no se podía creer. Su origen no está del todo claro pero existe una leyenda que por graciosa aquí os la recuerdo. Según cuenta, existía un feriante, gitano para más señas, que recorría los pueblos con el reclamo de ¡¡¡Pasen y vean a la Caraba!!! ¡¡¡Pasen y vean a la Caraba¡¡¡ EL público atraído por aquel misterioso nombre pagaban la entrada y pasaban a ver de qué se trataba, y al entrar se encontraban con una mula vieja y agotada tendida en el suelo descansando y al gitano que explicaba “Aquí tienen a la que c´araba (que araba) antes y ahora ya no lo hace por lo vieja que se encuentra.
Vete a la porra. Con esta expresión intentamos indicar a nuestro interlocutor nuestro deseo de que se marche bien lejos o desaparezca de nuestra vista. Su significado y origen hoy nos parece que no tiene demasiado sentido, sin embargo todo cambiaría si alguien nos dijeran que antiguamente cuando los chicos jugaban a algún juego se denominaba como al porra, al que le tocaba jugar, tirar o participar en el último turno, por lo que la expresión es muy acertada para mandar a alguien lo más lejos que podamos.
Echar un polvo!!!! Supongo que el significado de esta expresión no es desconocido para nadie, pero sin embargo su origen no es tan popular como cabría de esperar, y es que su origen proviene de una moda que se puso muy en boga, y no es otra que la de esnifar tabaco o rapé como normalmente se le conocía. Al parecer no estaba bien visto esnifar este polvo en público, debido a que con normalidad tras esnifarlo se solía estornudar, motivo por el cual la gente solía salir de la estancia para hacerlo. Llegado el momento se comenzó a usar este momento de escapada, para tener fortuitos encuentros con las amantes en cuartos contiguo lejos de las miradas del resto de asistentes, y de ahí la conexión entre el “Voy a echar un polvo” de entonces y el de ahora.


Grabado antiguo en el que se ve a un hombre esnifando polvo de tabaco.