FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 20)

Quién me iba a decir a mí que esta sección llegaría a tener su vigésima entrega, pero dado vuestro interés y los preciosos comentarios que me dedicáis al respecto, aquí estamos con una nueva parte más. Espero que os gusten como las anteriores.
Eres un pringado. Cualquier al que le digamos esta expresión en nuestros días, quedará como un tonto o como un necio, sin embargo su origen no está del todo relacionado con la inteligencia, aunque sí con la burla. En el pasado cuando la inquisición inculpaba a un reo, solía embadurnarle con Brea y lo paseaba por la calle emplumado y hasta en ocasiones con un capirote en su cabeza, y por eso al estar el reo pringado de brea y pasársele por las calles para mofa y escarnio, comenzó a unirse la expresión de pringado para referirse a alguien en tono de mofa e insulto.
Safo. Esta no es una frase pero nadie podrá negarme que no se gana su presencia en este catálogo debido a su casticismo, y es que aunque muchos no lo saben, el safo no es más que el pañuelo blanco que llevan los chulapos anudados a su cuello y cuya vestimenta iremos añadiendo poco a poco en este listado. Así que ya sabéis anudaros el safo que dentro de poco nos llega San Isidro.
Palacio de las pipas. Seguramente si le preguntamos a cualquier madrileño menor de 35 años donde se encuentra el palacio de las pipas, no será capaz de indicarnos el lugar, peor en cambio se la pregunta se la hacemos a los mayores de 50 años, casi con toda seguridad nos dirán que nos referimos al Cine Doré, y es que este, que tiene el honor de ser nuestro cine más veterano y es que aunque lleva abierto desde 1912, ya en 1923 se convirtió en cine. El mote de Palacio de las pipas le viene por la costumbre que tenían sus usuarios de comer pipas durante la filmación, lo cual dejaba una cama de cascaras al fin de cada pase. 
Posteriormente también se le conoció como “el Cine Doré, donde entran dos y salen tres” por la gran cantidad de parejas que acudían a él a apaciguar los ímpetus de la carne en la oscuridad de las filas traseras.
A mí me hablas en cristiano. Lejos de conocer en qué idioma habla el Dios cristiano, aunque todo parece indicar que no era en español, de siempre hemos utilizado la expresión para decirle a alguien que nos hable en el citado idioma. El origen proviene de la época de Carlos I de España el cual mantenía que era el español el idioma que debía utilizarse para referirse al señor. Es más se le atribuye una frase en la que mantenía.
“Uno debe hablar español con Dios, italiano con las mujeres, francés con el amigo, alemán con los soldados, ingles con los patos, húngaro con los caballos y bohemio con el diablo”

Lejos de saber si su distribución lingüística es la apropiada, lo cierto es que es suyo el origen de la citada expresión.

FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 19)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 18)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 17)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 16)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 15)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 14)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 13)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 12)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 11)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 10)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 9)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 8)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 7)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 6)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 5)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 4)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 3)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 2)
FRASES Y REFRANES DE MADRID (Parte 1)



Fotografía antigua: 1963 autor desconocido Fuente (Beatriz Álvarez Sáez)
Fotografía moderna: 2017 Sergio Moreno