FRASES Y REFRANES CASTIZOS (Parte 24)

Vamos a continuar alimentando nuestro particular diccionario de dichos, frases y decires de origen o uso castizo, espero que os guste. 

Pillar cacho. Esta frase muy usada durante los tiempos de la movida madrileña, se utilizaba como sinónimo de haber ligado con alguna chica, pero su origen es mucho más antiguo de lo que los modernos jóvenes de la movida se imaginaba, y es que en verdad, el origen de esta frase viene de los tiempos de la posguerra, en aquella época, el hambre en Madrid atacaba en cualquier esquina, y era habitual que en cuanto alguien tenía un bocadillo, llegara algún amigo y le preguntara la típica frase ¿Dame un cacho? a lo que el amigo solía responder, Anda...pilla cacho.
Antes de entrar dejar salir. Esta frase, que la escuchamos hasta la saciedad en nuestros tiempos mozos, y que no estaría de más que la repitiéramos hoy en día a nuestros pequeños, forma parte ya de nuestra educación adquirida  base de ser repetida. Su origen proviene del Metro de Madrid, que en los años cuarenta comenzó su boom como gran medio de locomoción madrileño y a final de dicha década, Metro comenzó a colocar carteles con esta leyenda en todas las puertas y vagones de Metro, y de tanto leer la frase, y por qué no decirlo, de que nos lo repitieran nuestras madres, la frase trascendió las puertas del subterráneo, quedando como el proceder que todos debemos de tener ante cualquier puerta en nuestra vida. Antes de entrar, dejar salir 
Con la iglesia hemos topado. Supongo que no existirá madrileño que no sepa lo que quiere decir la frase, pues además de ser bastante literal, refiriéndose a que algo a chocado contra un escollo difícil de salvar, la frase aún hoy en nuestros días es muy utilizada. Pero lo que quizá muchos no sepan, es que la frase proviene del libro publicado (y seguramente escrito en su gran parte) en Madrid, más celebre de nuestra literatura; El Quijote.
En el Quijote el hidalgo exclama en verdad "Con la iglesia nos hemos dado" y de tan celebre libro se tomó y dio forma a la celebre frase. 
Quedar a la altura del betún. Cuando alguien te dice esta expresión te suele querer decir que no puedes caer más bajo de lo que hayas caído, la frase está muy bien traída y su origen viene de los limpiabotas que eran típicos, y por suerte algún conservamos alguno, que en Madrid, principalmente en la calle Gran Vía solían esperar sentados en el suelo a que llegaran sus clientes los cuales siempre se sentaban en una silla más elevada quedando literalmente siempre el cliente por encima de ellos, por eso el betún usado principalmente para limpiar zapatos estaba siempre en una posición baja.

Y como siempre, aquí os dejo las anteriores entregas por si queréis recordarlas.



Fotografía Catala Roca 1950 nº de copia nº de registro AD03455
Fuente museoreinasofia
Fotografia situada en Barcelona pero que expresa perfectamente la descripción de una de las frases

No hay comentarios:

Publicar un comentario