TRANVIA CALLE TOLEDO


Fotografía antigua: Santos Yubero. Archivo Regional Comunidad de Madrid. Signatura 7590_01 (Fuente Andrés Molina Gonzalez)
Fotografía moderna: Sergio Moreno 2016

¡¡¡¡ESE GORDO NO SALÍA EN EL CUENTO!!!!

En casa de cualquier castizo que se precie se ha mencionado esta frase en más de una ocasión, refiriéndonos al gordo de barba blanca que con vestimenta roja y botas negras trae regalos a los niños la mañana de navidad.
Y es que en la casa de cualquier castizo que se precie, no hay espacio para Papa Noel, aquí somos todos de Reyes Magos y no hay espacio para gordos que vengan a colarse en nuestras ancestrales tradiciones.
El gordaco este al que todos conocemos, es una mitificación prostituida de la figura de San Nicolás de Bari. Este santo que era bueno y piadoso como todos (es algo que se lleva con el cargo), tenía la peculiaridad de que era rico por penitencia, de alta cuna, al fallecer sus padres se le vino encima una herencia nada desdeñable. San Nicolás decidió una noche que lo mejor que podía hacer con su herencia era repartirla entre los que más lo necesitaban, y ni corto ni perezoso, cogió todos los calcetines que le habían caído por reyes y se subió por las azoteas, tirando por la chimeneas de los más necesitados, calcetines repletos de monedas de oro. De ahí el principio de la tradición que aunque tiene algún símbolo mantenido en el tiempo, poco tiene que ver con lo que nos ha llegado a nuestros días.
Pero si poco o nada tiene que ver San Nicolás con Santa Claus, no digamos de la Navidad, sí señores, mal que nos pese, la navidad, que es cuna indiscutible de nuestras tradiciones, no es más que una serie de tradiciones tomadas como prestadas sin ningún tipo de escrúpulo.
Para explicarlo un poco nos tendríamos que retomar a los tiempos del emperador Constantino, que fue el que dio vía libre al cristianismo para que sea lo que hoy conocemos. Constantino era muy fan, pero que muy muy fan del Mitraismo, una religión de la que escribió sus bases el profeta persa ZaraZushtra mucho tiempo antes (y que poco tiene que ver con Amancio Ortega), por lo que cuando se montó el concilio de Nicea, que para los que no lo conozcan fue una especie de convención PP-PSOE en la que los más importante y corrupto de la época, decidieron qué molaba y qué no de la nueva religión a la que se le daba forma. Como os decía Constantino era muy fan del Mitraismo, por lo que a la mínima colaba algo de esta religión, como por ejemplo el culto los domingos, la aureola de los santos, que la diosa naciera el día 25 de diciembre de una Virgen o que uno se purificara ungiéndose con agua al entrar en el templo.
Total, que en la Roma de entonces se celebraba a finales de diciembre el solsticio de invierno, pues era cuando se terminaba la siembra y venía un tiempo de descanso. La fiesta, que recibía el nombre de saturnales, era la leche, venía Raphael a cantar el tamborilero, se comía que era un no parar y los cuñados se explayaban hablando del último modelo de Ford Cuadriga que habían adquirido. Total que los romanos se tiraban unos días de bacanal hasta que el último día, el 25 de diciembre, se cerraba el chiringuito con la celebración al Sol Invictus.
Con lo que le gustaba a la peña la fiesta y lo que comentábamos que le molaba al emperador la fecha del nacimiento de la diosa Mitra, se decidió que caía mucho mejor que Jesucristo hubiera nacido el 25 de diciembre en vez que en la primavera como todos los datos indicaban.
Con esto, guardando el respeto que me merece el culto a cualquier religión, creencia o tradición, sólo quiero decir que no nos pensemos que nuestras tradiciones como la Navidad o la Semana Santa, son mucho mejores que las de otros como Santa Claus o Hallloween, al final todas son un gran amasijo de tradiciones, creencias y supersticiones pasadas, que se han ido amoldando en la historia al gusto de los que manejaban el cotarro.
Dicho lo dicho, os deseo a todos unas muy felices fiestas, celebrad lo que queráis, total, si son unas fechas de paz y amor, siempre cabremos todos. 



LA TRASTIENDA DE MADRID Y EL PUNTO SOBRE LA HISTORIA.

Hoy os voy a hablar de los dos último libro que ha entrado a formar parte de mi biblioteca madrileñística, ambos han salido a la venta de la mano de nuestra editorial más castiza LA LIBRERIA y están de algún modo relacionados, pues nos proponen una serie de rutas por nuestra querida ciudad, que aunque tienen dos puntos de vista distintos, la verdad es que son muy recomendables como opción para nuestras compras navideñas. Pero bueno, como diría Jack el destripador, vayamos por partes...
El primero de ellos se titula LA TRASTIENDA DE MADRID (Lo que otras guías no cuentan) en ella su autor Javier Leralta, nos propone 23 paseos por nuestra ciudad, los cuales están muy bien diseñados para poder recorrer de manera sencilla por cualquiera que tenga un ratito y ganas de para recorrer nuestra ciudad aprendiendo todos sus misterios.
Pasearemos por Madrid Río, Lavapiés, Chueca, Malasaña y lo más granado y conocido de nuestra ciudad, pero también recorreremos misterios no tan conocidos y que merecen la pena bucear por ellos.
Los textos y las fotografías están bastante bien cuidados y para mi es una muy buena opción de compra, para aquel familiar que sabemos que ya tiene algún conocimiento sobre nuestra ciudad pero que notamos que tiene deseos de ampliar y pormenorizar más aún en los secretos de la Villa.
El segundo se trata del nuevo libro que han sacado los chicos de EL PUNTO SOBRE LA HISTORIA del ya exitoso programa de Telemadrid, que para los que no lo sepan, también tienen un programa de radio igual de divertido y ameno (Os dejo enlace a sus podcast por si queréis oírlos y pasar un buen rato). He de reconocer que no soy objetivo con ellos ya que son amigos, y como siempre digo "Yo con los amigos y la familia, ni soy objetivo, ni quiero serlo", pero lo cierto es que en este libro nos proponen una versión comprimida de su programa de televisión, como ellos mismos dicen, "se trata de un videoclip de su programa en papel", y es una excelente guía para regalar a un familiar que quiera iniciarse en los secretos de nuestro Madrid.
En él David Botello y Lorenzo Gallardo nos proponen con su inconfundible sentido del humor, 10 formidables rutas por las que sumergirnos en Madrid de manera muy amena, y aunque son rutas diseñadas para recorrer en bici, ninguna de ellas os supondrá el más mínimo problema de recorrer a pie.
Como os decía de inicio, creo que son dos excelentes regalos para estas fiestas y ahora que comienzan para muchos las vacaciones de navidad, y que tenemos algo más de tiempo libre, son también un estupendo plan para recorrer Madrid con ellos de la mano. Yo sin duda empezaré hoy mismo ¿A qué estáis esperando?

Plaza del Carmen.

Fotografía Antigua: 1936 Autor desconocido. Si alguien lo conoce rogaría que me lo indicara.
Fotografía moderna: 2016 Sergio Moreno.

ALCALÁ CON GRAN VÍA.

Fotografía antigua: Autor y año desconocido. Si alguien tuviera algún dato rogaría que me lo indicara.
Fotografía moderna: Sergio Moreno 2016.

RECUERDO QUE MADRID.

Hoy queridos amantes de esta preciosa ciudad, os traigo una iniciativa que ha surgido en el grupo Madrid en Blanco y negro de Facebook.
Se trata de una página web donde podemos subir las fotos de nuestros antepasados y compartirlas con el resto de usuarios (queda a elección de cada uno, registrase y compartirlas públicamente o elegir el ser discretos y dejarlas únicamente para tu recuerdo). Como ellos mismos se definen se trata de un archivo digital de nuestra memoria. 
De este modo tendréis todas vuestras fotos familiares almacenadas y seguras en una página sin miedo a que terminen perdiéndose por cualquier accidente.
Me parece una novedosa y bien pensada iniciativa, en al que con la colaboración de todos los usuarios registrados seguro que se crea un maravilloso álbum de fotos de nuestra ciudad por mediación de nuestros antepasados.
Para que podáis iniciaros, os dejo este enlace en el que podéis leer sus normas para poder empezar a ver sus fotos y a compartir las vuestras. Feliz repaso por vuestros recuerdos.


Para más información visitar la página o escribirles a madrid@recuerdoque.com




CIBELES


Fotografía antigua: Charles Clifford 1853. Fuente Biblioteca Nacional de España.
Fotografía Moderna: Sergio Moreno 2016

CALLE DE LAS BOTONERAS

Esta pequeña callecilla de tránsito peatonal, debe su nombre como muchas de las calle adyacentes a la Plaza Mayor, al gremio de trabajadoras que allí se establecía.
Las botoneras tenían una fama bastante contradictoria dentro de la villa, pues si bien es cierto que el propio gremio las exigía ser decentes, honradas y reputadas, debido a la tipología de clientela que acudía a realizar sus botonaduras, que en lo general eran nobles, pajes o militares y a la tipología de materiales nobles que se utilizaban, que obviamente nadie quería dejar en manos de mujeres de poco prestigio y reputación, bien es cierto que también tenían fama de todo lo contrario; numerosos rumores de lenguas vivaraces y escotes provocativos, las hicieron ganarse una fama de díscolas y libertinas, que vaya uno a saber a día de hoy, si se trataban de verdaderos hechos o  de simples habladurías de las muchas y habituales que corrían por la villa y corte.
Lo que sí que parece que fue real, es un incidente que las llevó a tener que ejercer su empleo en la clandestinidad más absoluta.
Este no es otro que el famoso incidente que se montó en la Plaza Mayor, cuando el rey Felipe IV salió al balcón de la mano de su segunda esposa Isabel de Borbón. Al tiempo en otro balcón se asomaba Doña María Inés Calderón, conocida por todos como “La Calderona” o la “Marizápalos”, una famosa actriz, amante ya de largo del rey y a la que la propia reina, movida por los celos, dimes y diretes, había prohibido a su marido que se presentara en su presencia.
La reina, que como la inmensa mayoría de la reinas, vaya uno a saber por qué, llevaba mal lo de la cornamenta decide averiguar quién ha ayudado a la infiel amante a acceder a un balcón en la Plaza Mayor, privilegio que como podéis imaginar no estaba a la altura de cualquiera, y no se le ocurre otra idea que pensar que si alguien sabe algo, deben de ser las botoneras, pues en su presencia era complicado que no se hubiera comentado algún hilo del que poder tirar para averiguar qué ha ocurrido.
La reina no solo consigue su hilo, sino que le dan la madeja entera con pelos y señales, y se entera que ha sido su marido el que incapaz de imponer a su amante los deseos de su mujer, de manera soterrada ha intercedido para proporcionarle ese balcón como si la actriz lo hubiera conseguido por sus medios.
El chocho que le monta la reina es de “aquí no te menees” y el rey cabreado más con las chivatas, que con cualquiera otro de los intervinientes, decide retirar las licencias de trabajo a todas ellas, relegándolas a ejercer el oficio de su gremio en la más absoluta de las clandestinidades, para no morirse de hambre por los malos destinos de una lengua desmedida.
Finalmente, el tema no pasó a mayores y una vez se hubieron enfriado los ánimos, la propia reina intercedió por ellas para que les fuera concedido de nuevo el permiso, pero supongo que para las botoneras sería un ejemplo que tardarían mucho, mucho en olvidar.

Hoy en día este gremio está relegado prácticamente al recuerdo, en un Madrid en el que es casi imposible encontrar a sus descendientes las mercerías, como para poder encontrar alguna botonera artesanal.



CORTYLANDIA (RESUMEN FOTOGRAFICO)

Si existe una cita que los madrileños no podemos dejar de criticar, pero no somos capaces de dejar pasar, año tras año, es sin duda la de ver el escenario preparado, por el Corte Ingles, en su fachada de Maestro Victoria, y que para muchos es síntoma de que ya comienza la navidad. 
Esta costumbre lleva repitiéndose desde 1979, en la que hicieron un escenario en el que un tren simplemente se movía adelante y atrás. Particularmente hubo uno que fue el mejor sin duda, que fue el de 1985 con un Gulliver de más de 18 metros que se movía y que a un servidor se le quedó marcado en la memoria.
Sin duda este año volveremos a visitarlo para un año más volver a protestar con el típico…”ya no es lo que eran” 


Repasemos sus escenarios, ya sea en fotografía o por sus maquetas, a ver si ya no son lo que eran o es nuestra memoria la que nos hace engrandecer los de nuestra niñez. De una u otra manera seguro que algún recuerdo te despierta.

Siéntete libre para comentar, compartir e indicar tu parecer.

1979 LA ESTACIÓN.


1980 LOS CUENTOS


Maqueta de 1981


Maqueta de 1982


Maqueta de 1983


Maqueta 1984


Maqueta de 1985


Imagen del Gulliver de 1985


Maqueta de 1986


Maqueta de 1987


Detalle de 1987


Maqueta de 1988


Maqueta de 1989


Detalle del Quijote de 1989


Maqueta de 1990


Maqueta de 1991


Maqueta de 1992


1993 ALADINO


1994 EL BOSQUE


1995 EL GRAN CIRCO 


1996 TROYA


Maqueta de 1997


Maqueta de 1998


Maqueta 1999


Maqueta 2000


Maqueta 2001


2002 EL TIEMPO.


Maqueta 2003


2004 RATIPOLIS


2005 EL FONDO DEL MAR


2006 EL ZOO


 2007 NAVIDAD EN LA CIUDAD.

2008 EL PAIS DE LAS HADAS


2009 EL MUNDO DEL JUGUETE


 2010 NAVIDADES DEL MUNDO


2011 EL CIRCO DE PITIFLÚ


2012 EL JARDÍN MÁGICO


2013 LA FAMILIA DE OSOS


2014 LOS PINGÜINOS

 2015 EL TREN DE NAVIDAD.

2016 COSER Y CANTAR.


MAQUETAS DE CORTYLANDIA 
Fuente de  http://tarantuladeafrica.blogspot.com.es/

LA ESTATUA DE LOS CUATRO GENIOS.

En medio de la plaza de Oriente, frente al maravilloso Palacio Real, se encuentra una de las estatuas más maravillosas que se puedan encontrar en Madrid. Se trata de la escultura ecuestre de Felipe IV
Lo que hace esta estatua tan increíble no es tanto su belleza y majestuosidad, que posee a raudales. Lo que lo hace tan especial es su complejidad técnica para la época en que fue realizada 1640, ya que se trata de la primera escultura de un caballo que descansa únicamente sobre sus cuartos traseros.
Hasta entonces nadie había conseguido lograr tal hazaña dado que el peso del bronce hacía imposible el lograr el equilibrio necesario y o bien se quebraban las patas, o bien la escultura terminaba en el suelo.
Esta escultura es obra de Pietro Tacca quién la elaboró a raíz de dos diseños del propio Velázquez y quién comenzó el diseño en la postura de “al paso”, como se solía hacer en la época con el caballo apoyado por tres de sus patas, pero tuvo el bueno de Pietro la suerte de contar con un asesor un tanto especial, quién encontró la manera de conseguirlo. Dicho asesor no fue otro que el propio Galileo Galilei, quién tras distintos estudios se le ocurrió la idea de realizar la escultora en dos partes. Primero la partes trasera del caballo la cuál es totalmente maciza y después la parte delantera, la cual es hueca y permite balancear el peso global de la escultura. Después interiormente unió el pecho del caballo con una barra de hierro que se dividía en tres uniéndose a las patas traseras del animal y a su cola la cual si nos fijamos también se apoya sobre el suelo dándole un contrapeso adicional por detrás de la escultura.
Por último el busto del Rey fue realizado en barro por Juan Martínez Montañés, cuya participación unida a la de los otros tres artistas han logrado que esta obra de arte haya llegado a nuestros días como la Escultura de los cuatro genios.
La estatua no fue inaugurada oficialmente hasta el 17 de noviembre de 1843, un año antes de que la plaza de Oriente tuviera decidido su actual diseño.

A los que desconocierais su secreto seguro que la próxima vez que paseéis por allí la miráis con otros ojos.

Siéntete libre para comentar, compartir e indicar tu parecer.

Estatua de Felipe IV
(fuente Teringa.net)

Cuadro de Velazquez que sirvió de Diseño
Museo del Prado

 Detalle Frontal

Retrato del Juan Martínez Montañés esculpiendo la cabeza del Rey 
Museo del Prado

Escultura vista posteriormente, se aprecia la importancia de la cola en su equilibrio.