LECHE DE PANTERA

Cualquiera que desde los años 70, ya ha llovido, haya pasado su adolescencia en Madrid, habrá tenido la oportunidad, sobre todo en las décadas de los 70 y 80, de ir al mítico Chapandaz de Moncloa.  Este garito (lo siento por el nombre pero soy de esa generación en la que a los bares de noche se les llamaba garitos independientemente de su nivel), se ha mantenido en el tiempo gracias a su más celebre combinado que no es otro que su famosísima Leche de Pantera, un cóctel preparado básicamente con leche, ron, ginebra, canela y su magistral toce secreto de la casa. Pero lo que seguramente muchos de sus usuarios no conozcan, es que la invención de la Leche de Pantera, tiene un origen muy distinto al que nos podríamos imaginar.
Cualquiera podría pensar que en una noche cualquiera a dos camareros les dio por inventar cócteles con leche y de ahí nació tal pócima, pero lo cierto es que nada más lejos de la realidad. Y aquí es cuando os caéis de culo si os digo que toda la culpa de este cóctel la tiene el General Millán Astray, si señores, el mismísimo general fundador de la Legión. Pues como lo oyen. Al parecer, el general andaba preocupado con las costumbres etílicas de su tropa, por lo que acudió a su amigo, Perico Chicote, que por aquel entonces era uno de los bármanes más afamados de todo Madrid, para que inventara algo para que su tropa adquiriera unas costumbres un poco más nutritivas a la hora de la ingesta de alcohol.
El bueno de Chicote, pensó que debía de conseguir unir tres cosas fundamentales: la primera, que el cóctel fuera fácil de preparar; la segunda, que la carga alcohólica no fuera cara, para no ser rechazada por la tropa; y la tercera, que el combinado conservara algo de la tradición de la Legión, que para sus cosas la Legión siempre ha sido muy suya. Por lo que, tras recordar una charla que habían tenido algunos Legionarios en su bar, sobre mezclas de todo tipo que al parecer se hacían por los cuarteles con leche y alcohol etílico del botiquín, Chicote preparó un combinado a base de leche condensada, ginebra y agua; y decidió bautizarlo con el nombre de Leche de Pantera. ¿Qué por qué ese nombre? Pues eso también tiene su explicación, al parecer el General Millán Astray, que como recordaréis había sido el origen de la historia, era muy fan de la cupletista más de moda del momento, que no era otra que la gran Celia Gámez, a la gran Celia, se la conocía por el sobrenombre de la Pantera, por sus enormes ojos, por lo que Perico decidió hacer un guiño a la artista, en honor del Legionario, poniéndole su nombre a este cóctel.

Espero que la historia os haya parecido cuando menos curiosa.  


Imagen fuente housingacademia.com