EVACUACIÓN GRAN VÍA

Normalmente cuando le quitamos ochenta años a nuestro Madrid, suele ocurrirnos que el paisaje que se nos dibuja no es de lo más gratificante.
En este caso, en esta imagen rescatada por los amigos de Memoria de Madrid, nos desplazamos a un Madrid que no sabía si irse, si quedarse o hacía donde narices ir. Un Madrid que sin perder la belleza que siempre ha tenido, no dejaba de tener un velo de tristeza por todo lo pasado y por lo que aún quedaba por sufrir. Echando la vista hacia atrás los puntos siempre terminan por unirse, aunque indudablemente algunos quisiéramos poder borrarlos para siempre de nuestra memoria.


Fotografía antigua: 1937 Autor desconocido (Fuente memoriademadrid)
Fotografía moderna: 2017 Sergio Moreno.